Jugando al poker con éxito en casinos online

Manos de poker

Cuando somos jugadores principiantes del poker Texas Hold 'Em, pensamos que el simple conocimiento de las reglas básicas para el desarrollo de la partida son suficientes para aventurarnos en un casino online, con dinero real, por primera vez. Nada más lejos de la realidad.

Dado que en el poker la rapidez mental y la astucia son las cualidades básicas del buen jugador, memorizar las manos es el primer paso para actuar con seguridad, y la seguridad en el poker es lo que nos permitirá dominar la mesa. De cualquier manera, no debemos sentirnos abrumados: al contrario que en otros juegos como el blackjack, la estrategia del poker es muy amplia y no existe una hoja de ruta concreta que debamos seguir en cada momento de la partida, sino que se dan diferentes estrategias que podemos trabajar según se adapten a nuestra personalidad.

En primer lugar, la escalera real es la mejor mano que podemos conseguir, y es increíblemente difícil que otros jugadores la tengan en la misma jugada. Consiste en obtener cinco cartas de números consecutivos del mismo palo o color, todas ellas del máximo valor. La escalera de color, siguiente en la escala, consiste en obtener otras cinco cartas consecutivas, pero sin la necesidad de que sean del valor más alto. Como podemos ver, la posibilidad de que esta mano se supere es baja, pero posible: si un jugador también cuenta con una escalera de color con cartas ligeramente más altas, nuestra mano será superada.

A partir de aquí es importante saber que, en caso de empate, las cartas de mayor valor dentro de las combinaciones o fuera de ellas decidirán el desempate. Siguiendo con la clasificación, un póquer es una combinación de cuatro cartas del mismo valor, sin importar el palo, mientras que un full house será la suma de tres cartas del mismo valor junto a una pareja de otro valor (Ejemplo: Tres seises y una pareja de cuatros). El color es la suma de cinco cartas del mismo color, sin importar su consecución de números. La escalera, un puesto más abajo, será la consecución de cinco números sin importar el palo.

Un trío, sin embargo, es la aparición de tres cartas del mismo valor sin que las otras dos coincidan en absoluto. La doble pareja consistirá en dos parejas diferentes más una carta sin relación, mientras que la pareja tan sólo contará con dos cartas del mismo valor y tres totalmente diferentes. Por último, en el caso de que nadie cuente con una combinación interesante, será la carta más alta la que decida la balanza, siendo la segunda carta más alta la decisiva en caso de empate.